Make your own free website on Tripod.com

PRASHANTI NILAYAM

LA MORADA DE LA PAZ PERFECTA

tmb14.jpg (12945 bytes)

  ESTE PRASHANTI NILAYAM, la Morada de la Paz Suprema, es la Morada de la Paz Eterna, la paz que no puede ser perturbada porque está basada en un profundo discernimiento y una renunciación inconmovible a los placeres materiales...

Nadie puede viajar a Puttaparthi a menos que Yo lo llame..  Yo llamo a aquellas personas que están preparadas para verme.

  Vengan  a Mi deseosos de aprender, de progresar, de ver a su propio ser en Mí.  Yo los acogeré con toda seguridad y les mostraré el camino.  Serán realmente bendecidos.  Tráiganme sus corazones y ganen Mi corazón.  Ni uno de ustedes es un extraño para Mí.  Tráiganme sus promesas y Yo les daré Mi promesa, pero primero cuiden de que su promesa sea genuina y sincera.  Cuiden que su corazón sea puro.  Eso es suficiente.

  Traigan aquí el amor a Dios y llévense con ustedes el poder divino.  A mayores logros, más complacido estaré.  Traigan lo que tengan, sus dolores y penas, preocupaciones y ansiedades, y tomen de Mí la alegría y la paz, el valor y la confianza.

  Tráiganme todo el mal que hay en ustedes y déjenlo aquí y tomen de mi todo lo que tengo: Amor.  Tengan la capacidad de ver todo y todas las cosas movidas y animadas por la única conciencia suprema.

  No quiero que me ensalcen, estaré satisfecho con que confíen en Mi.  Pondré lágrimas de alegría en sus ojos y también secaré las lágrimas de dolor.  Se dice que yo hago enloquecer a la gente y que remedio la locura; Así es, los hago enloquecer por Dios y por las disciplinas espirituales necesarias para realizar a Dios.  Remedio la locura que hace a la gente perseguir frenéticamente los placeres pasajeros haciéndolos caer en  espasmos de gozo y de dolor.

 

¿Cómo me dan felicidad?  Aceptando de corazón lo que digo y poniéndolo en la práctica.  Se traicionan a ustedes mismos cuando deciden tender hacia lo alto, pero se sienten atraídos hacía lo bajo.  Mejoren su conducta y su carácter; una vez que hayan limpiado sus sentimientos y purificado sus impulsos, verán entonces la realidad de mi verdadera forma. Les diré el secreto en forma breve: hagan que su inteligencia y  facultad discriminativa queden  libres de distorsiones y se  vuelan aguzadas y puras.

 

Sólo hay un camino real para el viaje espiritual: el amor.  Puesto que Dios es la meta universal y el viaje de la vida, lo tiene a EL cómo destino, manténganlo constantemente ante la vista y  subyuguen la mente que los hace desviarse del sendero.

 

Reduzcan el equipaje que llevan en el viaje  por la vida. Recuerden: Todo lo que no son ´ustedes´ es equipaje.

Recuerden que con cada paso se están acercando a Dios.  Dios también, cuando dan un paso hacía ÉL,  da diez hacia ustedes.

 

En los países extranjeros, a pesar de que ustedes poseen una vida confortable, que satisfacen sus necesidades materiales, ustedes sienten que les falta paz mental.  Entonces, con grandes esperanzas de conseguir la paz mental tan anhelada, gastan grandes cantidades de dinero, atraviesan muchos inconvenientes personales para venir a este lugar.  Teniendo que enfrentarse con tantas dificultades, gastando tanto dinero para venir a este país, cada uno de ustedes debería preguntarse a sí mismo: ¿Qué es lo que nos llevamos de regreso con nosotros?  ¿Qué es lo que conseguimos a cambio de todos los inconvenientes que soportamos al venir a este lugar? ¿Por qué hemos venido aquí?  ¿Hemos logrado aquello que pensábamos conseguir viniendo hasta aquí?  Este tipo de preguntas deberían ser hechas por cada uno de ustedes todos los días.

 

Si al llegar a este lugar continúan pidiendo los mismos tipos de placeres y confort que ya poseen en sus países de origen, entonces ¿para qué han venido hasta aquí?  ¿Qué es lo que quieren conseguir? ¿Cuál es el camino que están procurando?  Esto es algo que ustedes debieran preguntarse a sí mismos.

 

Los placeres que se relacionan con el cuerpo no son verdaderos placeres.  Si tomamos estos placeres humanos, como el  descanso del cuerpo, por ejemplo

Se equivoca quien cree que la tierra de Swami se limita a la India.  La tierra del Señor es todo el mundo y ya es tiempo de que cada devoto se convenza de Mi proximidad en todo punto del lugar donde habita. La casa física de Baba finaliza pasados unos kilómetros de  donde EL está, pero su influjo omnipresente se ejerce allí donde un devoto lo reclama, lo llama con amor, lo necesita o lo rechaza, porque no hay condiciones para los dones del  supremo, que acompaña y conduce, tanto en medio del mayor amor, como en la duda, en el rechazo, o en la aceptación de sus devotos, a los cuales ayuda con invariable celo y protección.  Pueden pedir mi Darshan cada día, sólo con que lo pidan, pueden verme a su lado, porque ahí estoy cuando me invocan, pueden ser dueño de mi Amor, sólo cuando Me amen y Me entreguen sus vidas.  El señor es lo más próximo a ustedes.  NO lo duden jamás.

 

 

página principal