Make your own free website on Tripod.com

 

DHARMA

 

... La moralidad y la virtud (dharma) son los fundamentos para el bienestar de la humanidad, ellos constituyen la Verdad que se mantiene incólume a través de todos los tiempos.

El  Gita dice que si abandonan todo  dharma y se refugian sólo en El, entonces El los salvará del pecado y secará sus lágrimas. Abandonar el dharma no significa que pueden decir adios a la Virtud y a la Acción Correcta, significa que deben abandonar el egoísmo de que son el “hacedor”, tengan fe firme en que Él es el “hacedor” de cada acción.  Esa es la verdadera renunciación...

¿Qué es la Rectitud?  Es el camino de la vida superior, dirigido por los ideales que uno alberga, por el nivel de logros que uno ha alcanzado, por la posición del individuo en la sociedad y por la conciencia del individuo mismo. La mera conciencia de "yo soy un ser humano" no los guiará por el camino de la acción correcta.  Aquellos que estén conscientes solamente de esto, sólo serán guiados al camino de alimentarse, dormir y protegerse de los peligros.  La conciencia de "yo soy un ser humano" es sólo la mitad de la verdad". "Yo no soy un animal" es la otra mitad.  Siempre recuérdense a sí mismos lo que son y lo que no son; cuando se hace esto, cuando las actividades están de acuerdo con esa conciencia, entonces el hambre estará manifestando el significado pleno del nombre del hombre.

Cuando se hayan decidido a comprender su realidad mediante la indagación, deben evitar el error de condenar los puntos de vista sostenidos por los demás.  No es correcto negar la validez de ellos.  Tienen que darle valor a todos los aspectos y considerar todas las opiniones, pues no existe una distinción entre lo mío y lo tuyo, entre esto y aquello.  La Verdad es conocimiento, el Conocimiento es ilimitado.  La Verdad tiene que ser descubierta por el análisis de la compleja masa de hechos y cosas.

La cultura hindú es producto de la experiencia de generaciones en el campo de esta Verdad, del Conocimiento que es limitado...

... Vuestros ancestros fueron alimentados desde su infancia con leche materna, vitalizada con mezcla de ideales sublimes y principios de rectitud.  Como resultado, ellos se apegaban de manera firme y loable al camino de la Rectitud.  Se esforzaban en ayudarse mutuamente, cooperaban en todos los esfuerzos para promover el bienestar de los demás y se identificaban con el que sufría alguna pérdida o dolor.  No permitían que los sentimientos de odio, venganza o violencia ensuciaran sus mentes.  Reconocían que su principal deber era dedicarse a las actividades conducentes al bienestar general.

página principal