Make your own free website on Tripod.com

CHAKRAS

 

Las cuatro cosas o envolturas que rodean al Alma: el annamaya, el pranamaya, el manomaya y el vignamaya, nacen del anandamaya kosa.  El objetivo primordial del anandamaya kosa es cumplir la voluntad de Dios.   Este anhelo está inmerso en el Alma y contenido en ella.  Por eso, el aspirante espiritual, el hombre que busca a Dios, pierde todas sus manifestaciones tan pronto se sumerge en el "si mismo" interior o alma.  Ya no le es posible caer en una ilusión al mirar su propia imagen en el mundo material.  Si uno pronuncia una palabra, decimos que la palabra proviene de la garganta.  Esto no es la verdad.  Con la garganta uno podrá emitir un sonido, pero no una palabra.  La palabra no emana de la garganta, sino del muladhara chakra o básico, sube hacía el agneya chakra o frontal y, a continuación toca el Alma, y recibe su verdadero y adecuado tono desde la base del Alma, para salir luego como sonido.  Para esto hay ciertas cuerdas en el pranakosa y el manokosa.  Estas cuerdas pueden ser tocadas en ciertos puntos en que hay puentes bajo ellas.  Debido a que son tocadas, se producen sonidos y estos sonidos van hasta vuestro corazón.  Entonces, el sonido emanará como palabra.  Los puentes bajo estas cuerdas llaman la atención de la mente.  Aquellos que saben tocar una guitarra podrán entender fácilmente estos pasos.

 

Cuando uno toca las cuerdas y presiona los puentes bajo ellas, cada palabra y cada sonido  toma formas y tonos especiales.  Dependiendo de las cuerdas que uno toque y del puente sobre el que se las presiones, se determinará el tipo de sonido que emita.  Si mientras se toca una cuerda uno presiona otra sobre el puente que le corresponda, no se oirá ningún sonido en particular.  La cuerda de la vida que comienza en el muladadhara chakra y sube hacia el agneya chakra, debe ser llevada a que se una con nuestra mente.  En esto, el propósito del muladhara chakra es hacer que el cuerpo se mantenga erecto y en buenas condiciones.  Es algo que protege al cuerpo.  También se hace referencia a esto como annamayakosa.

 

El segundo chakra es el swadhyaya o de la generación.  Tiene el deber de tratar con el pranamaya kosa y entregarle la temperatura necesaria.  Debido a este calor que se le suministra al pranamaya kosa, el cuerpo sobrevive y es protegido.  Así también es este calor que se genera el que mantiene los diferentes órganos que contiene el cuerpo.

 

El tercer chakra es el manipuraka.  Este tiene la naturaleza de un fluido.  Le permite fluir a la sangre y, después que ésta sale del annamaya kosa, extrae todos los fluidos y los traspasa al cuerpo.  Esta circulación de la sangre es la que mantiene sano al cuerpo y la que pasa la sangre hacía el panamaya y el annamaya kosas.

 

El cuarto chakra es el annahata o del corazón.  Este tiene la naturaleza del aire.  No sólo le permite a las personas inhalar y exhalar el aire, sino también las hace pensar acerca de variadas cosas.  Al tener la propiedad de la respiración, puede mostrar su naturaleza por medio del aire, el calor y el polvo.  A este nivel, el aspecto que encierra en pranamaya kosa, entra hasta la cuerda interna y la presiona.

 

El próximo es el visuddha chakra o laríngeo.  A este se lo describe conteniendo los aspectos del tiempo y el espacio.  Los sonidos que emanan de nosotros se describen como palabras.

 

El próximo es el agneya chakra o frontal.  Este es el que les hace sentir la existencia y les hace reconocer vuestra verdadera forma.  Actúa en el campo del conocimiento superior.  Les permite fijar los cinco aires vitales en sí mismos e irradiarlos.  El propósito de este chakra es permitirles controlar los cinco aires vitales.

 

El próximo es el sahasrara chakra o coronario.  Este reviste una importante función al constituir la base misma para todos los puntos vitales en ustedes.  Esto le permite funcionar a vuestra voluntad, orientándola hacia los objetivos deseados.  El Yoga nos ha estado enseñando que el aspecto vital de la vida existe desde el 9º y  al 12º  anillos en la columna vertebral.  Un hombre puede vivir aun después de haber perdido una pierna, un brazo o una mano, pero no puede vivir si se le quiebra la columna vertebral.  Lo que existe entre la 9ª. Y 12ª. Vértebras,   constituye la esencia de la vida.  Esto se llama el annahata chakra o del corazón.  El paso del aire por este chakra, al inhalar y exhalar, sostiene la vida.

página principal